Cómo cuidar el cutis del frío

Photo: Pexels

En los días de invierno, el cutis es el que más sufre las consecuencias. Te enseñamos tips para cuidar tu piel y que no se reseque.

En invierno, es muy frecuente que el cutis luzca opaco o se reseque. Por eso, es fundamental saber cómo hidratarlo y cuidarlo para que se mantenga sano en los días invernales y ahí es donde entra en juego una buena rutina.

Photo: Pixabay

1°) Es ultra importante que hagas una limpieza profunda de rostro dos veces por día, por la mañana al despertar y a la noche luego de la jornada, más allá de los productos desmaquillantes. ¿Por qué? Porque el cutis siempre queda impregnado con la suciedad del medio ambiente. Lo importante en días invernales es evitar que estos productos tengan alcohol, porque estos tienden a resecar la piel.

2°) Dos veces al día, utilizá un hidratante facial. Durante el día, además, hay que usar protector solar. Los expertos recomiendan usarlo todos los días para proteger la piel de los rayos UV del Sol. Por la noche, usá una crema hidratante bien espesa para combatir la resequedad del cutis.

Photo: Pixabay

3°) Es importante cuidar las áreas del rostro más sensibles a las consecuencias del invierno: nariz, pómulos, labios y contorno de ojos. Tanto para la nariz como las pómulos, dándole suaves golpecitos se puede aplicar la crema hidratante que prefieras. Para los labios, lo ideal es que te apliques un bálsamo hidratante. En el caso del contorno de ojos, usá una crema específica ya que no sirve usar la misma que usas para el resto del cutis porque es una zona muy sensible que suele perder elasticidad . En los ojos, se suelen producir bolsas, ojeras y arrugas y la crema de contorno de ojos evita que ocurran.

Photo: Pinterest

) ¡Ojo con la exfoliación! La exfoliación es fundamental para eliminar las células muertas de la piel pero a veces tiende a resecar y en invierno, aún más. Por eso, si sos de tener piel ultra seca, lo mejor es que exfolies el cutis una vez para la semana con un exfoliante más suave del habitual. Lo que sí hay que exfoliar seguido son los labios, para evitar las cascaritas que provoca el frío. Probá mezclando miel con azúcar granulada en un cepillo de dientes (moviéndolo de forma circular).

5°) Por último, hay ciertos hábitos que se pueden adquirir para que esta rutina tenga más resultado. Tomá mucho líquido, consumí alimentos ricos en antioxidantes y si hacés ejercicio en el exterior (sobre todo con nieve), no te olvides de usar un bloqueador de protección bien alta, además de gafas de sol.

¿Te sirvieron estos tips? ¿Cuáles agregarías?

¡Compartí!

¡RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER!

Sobre Barbara Paula Groba 1012 Artículos
Estudiante de Psicología en la UBA. Periodista egresada de TEA. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir. Editora de Historias de Moda. Community Manager de Loly.Just. Twitter e Instagram: @barbigroba9