Cómo cuidar un tatuaje en verano

Photo: Pixabay

Cómo proteger el tattoo del sol, el mar y la piscina. Te contamos qué tenés que hacer.

Hacerse un tatuaje en verano no es ideal debido a que hay que ser aún más cuidadoso que en otras épocas del año. Sin embargo, si no aguantaste la tentación y te lo hiciste en esta estación y lo querés lucir, te contamos cómo hacer para cuidarlo. 

Photo: Pixabay

Es fundamental que elijas un lugar de confianza para hacértelo dónde todo esté esterilizado y preguntes todas tus dudas. Luego de hacerte el tattoo (ya sea grande, pequeño, de múltiples colores o simplemente negro), el tatuador aplica una crema antibiótica y un vendaje transparente para protegerlo. Al cabo de unas horas, ya se puede retirar el vendeja y limpiarlo con jabón de ph neutro (en forma muy suave) sin frotar ni rascar, aunque pique. Finalmente, con delicados toques con la toalla, se seca completamente la zona. 

Durante las primeras semanas de hecho el tatto, no es recomendable ir la piscina ni sumergirse en el mar debido a que tanto el agua marina como el cloro de la pileta y los rayos UV del sol son muy peligrosos porque pueden causar una infección. Y de hecho es recomendable que te apliques abundante protector solar factor con un factor alto en forma diaria (y cada hora, volverte a poner incluso aún que no estés directamente expuesto al sol).

Hay que evitar las camas solares, saunas como también los baños muy calientes debido a que hay que prevenir posibles infecciones de bacterias como también, que se borre el dibujo o que no cicatrice bien. 

Photo: Pixabay

Para poder ir a la playa, podés optar por colocarte un apósito que cubra totalmente el tatto, así no queda expuesto al sol. Y en caso de que el tatuaje te lo hayas hecho hace tiempo, si bien podés ir a la playa y broncearte, es ultra recomendable que te pongas protector solar de factor más alto en el área.

No se puede exponer al sol directamente el tattoo debido a que el tatuaje implica inyecciones de tinta sobre la piel (y que la dermis estará un poco hinchada y sensible), por lo que es una herida que debe cicatrizar bien. Es importante tener en cuenta que los rayos UV dañan la piel (por eso es tan importante cuidarse del sol) y también la tinta del tatuaje.

Para finalizar la pequeña rutina de cuidados del tatto en verano, es importante que uses cremas reparadoras e hidrantes para cuidar el tatuaje y que previamente consultes cuál es la más recomendada en base a tu cutis.

BONUS TRACK: Llevá repelente (aunque no sea una zona dónde haya mosquitos) debido a que picaduras de insectos pueden causar infecciones también.

Ante cualquier problema, es necesario consultar al médico.

¿Te hiciste un tatuaje en verano? ¿Qué otros consejos agregarías para cuidarlo?

¡Compartí!

¡RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER!

Sobre Barbara Paula Groba 1017 Artículos
Estudiante de Psicología en la UBA. Periodista egresada de TEA. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir. Editora de Historias de Moda. Community Manager de Loly.Just. Twitter e Instagram: @barbigroba9