Qué jabón usar según el tipo de piel

Photo by Hans Vivek on Unsplash
Photo by Hans Vivek on Unsplash

Cada tipo de piel requiere de sus cuidados particulares a la hora de su limpieza y la elección del jabón es muy importante.

Conocer el tipo de piel que cada uno tiene es fundamental para saber cómo cuidarla y parte de esos cuidados tienen que ver con su limpieza. Mantener la piel fresca, libre de obstrucciones y contaminación es importante para que luzca sana y equilibrada.

En el mercado existe una enorme variedad de jabones, cada uno muy diferente y orientado para ayudar con la limpieza de distintos tipos de piel:

  • Piel seca: es una de las que requiere especial cuidado porque si se le coloca el producto incorrecto, puede resecarse aún más. Lo recomendable es usar jabones hidratantes tanto para el cuerpo como para el rostro, y sobre todo de fragancias frutales o florales, como aloe vera y lirio. También son aconsejables los jabones de glicerina, que se adaptan a la estructura natural de la piel, eliminando impurezas sin irritar y a la vez hidratando.
  • Piel grasa: si la piel se ve brillante y tiene tendencia a granitos o acné, hay que cuidarla adecuadamente con jabones suaves para eliminar la suciedad y evitar dañar la piel. Es importante que sean oil free (sin aceites) y no comedogénicos. Los mejores son los dermatológicos, que contienen agentes de limpieza sintéticos muy suaves y componentes vegetales que cierran poros, alivian irritaciones, no escaman y controlan el acné y los puntos negros. Los de glicerina también están recomendados, al igual que los naturales, sobre todo de azufre, arcilla, árbol de te, romero o aceite de jojoba o coco.
Photo by Viktor Forgacs on Unsplash
Photo by Viktor Forgacs on Unsplash
  • Piel mixta: en estos casos, es fundamental evitar usar jabones especialmente diseñados para piel seca o grasa, porque sino las zonas grasas quedarán más grasas y las secas, más secas. Lo que recomiendan los expertos es que se busquen jabones para pieles normales, especialmente jabones naturales, elaborados con glicerina y componentes vegetales.
  • Piel sensible: requiere de más cuidados, porque cualquier cosa puede irritarla. Se recomiendan los jabones con pH balanceado, que gracias a la acidez natural de la piel generan un balance para llegar al equilibrio que la piel necesita. Los jabones naturales o de glicerina son muy buenos, principalmente si son de manzanilla.
  • Piel normal: es la piel ideal para usar cualquier tipo de producto. Podés optar por jabones humectantes, sobre todo de pera y yogurth.
  • Piel madura o con arrugas: este tipo de piel suele estar reseca, apagada y les faltan nutrientes e hidratación. Para las pieles maduras lo ideal es un jabón natural nutritivo como el de leche de burra. Para las arrugas, un jabón natural de rosas, que tiene propiedades anti-aging e hidratantes.

¡Compartí!

¡Sumate a nuestro newsletter!

Sobre Agustina Andujar Cavallo 1100 Artículos
Periodista en Miami, Estados Unidos. Editora en Historias de Moda. Cronista en Miami de PRONTO.com.ar. Redactora en Moda Pronto. Ex Radio Pronto, Radio Dime, MundoTKM, La Red, El Informante Show y Revista PRONTO. Colaboré para Perfil y Saber Vivir. Instagram, Facebook y Twitter: @agusandujar