REVIEW: «Go Big or Go Home: Volumizing Mascara», de Kat Von D Beauty

Photo: Agustina Andújar - Historias De Moda

La tatuadora Kat Von D lanzó al mercado una nueva y revolucionaria máscara de pestañas cruelty free y 100% vegana.

Photo: Agustina Andújar – Historias De Moda

Si hay algo que abunda en el mercado son máscaras de pestañas. Más económicas, más costosas, con pinceles de todas las formas, tamaños y materiales, se las puede encontrar en cualquier lugar y es muy difícil que lleguen a ser ‘terribles’ (salvando algunas excepciones que tuve la ‘desgracia’ de conocer). Pero para que una máscara de pestañas capte tu atención y te obsesione realmente tiene que ser muy buena, y eso es lo que me pasó con la nueva máscara «Go Big or Go Home» de Kat Von D Beauty.

Mi interés por esta máscara de pestañas se disparó como un cohete con las reseñas que vi de muchas aficionadas y make up artists en Instagram. Se ponían el producto en tiempo real y las pestañas triplicaban su tamaño y quedaban como postizas sin necesidad de curvarlas con el rizador de pestañas o aplicarse dos o tres tipos distintos de productos. Terminé de convencerme cuando vi que una instagrammer se refregaba con fuerza los ojos y que, aunque la máscara no es waterproof ni nada, no se corría del lugar ni le dejaba manchas en los dedos. Entonces, apenas pasé por un Sephora y me la compré para comprobar por mi cuenta si era tan así. Y sí, sí lo era.

Photo: Kat Von D Beauty

Kat Von D Beauty surgió hace más de 12 años de la mano de la tattoo artist «Kat Von D» y es una marca con la que me estoy encariñando cada vez más, no sólo porque amo el trabajo de Kat sino porque sus productos no me causan reacciones en la piel. Precisamente, esta marca se caracteriza por sus productos cien por ciento veganos y cruelty free y la «Go Big or Go Home Mascara» no es la excepción. A diferencia de la mayoría de máscaras de pestañas, la GBOGH no está formulada con cera de abejas (beeswax) sino que su poder radica en las grasas vegetales de los aceites de girasol y oliva. Es una máscara de larga duración, textura ligera y ultra pigmentada con el pigmento «trooper black» que satura a las pestañas de un color negro bien intenso. Su pincel es ‘regordete’, con fibras curvadas que toman cada pelo y le dan una cobertura perfecta, peinada y sin grumos. Todo esto da como resultado final unas pestañas impresionantes, casi como si fueran postizas, algo que a mi me fascina conseguir (como ya se los había contado en otro post).

Debo reconocer que tras comprobar efectivamente que si me refregaba los ojos la máscara no se movía ni me manchaba los dedos, me dio un poco de ‘miedo’ no poder sacármela. Aunque uso cleansers y agua miscelar para desmaquillarme, quitar algunos productos waterproof puede costar bastante y para sacármelos por completo tengo que pasarme muchos algodoncitos, lo que me termina irritando la piel. Pero por suerte no fue el caso. Sólo con agua tibia y el cleanser (uso el ‘Confidence in a Cleanser’ de IT Cosmetics) la máscara salió por completo sin que mis ojos sufran las consecuencias.

Y ahora no puedo dejar de usar este rimmel. Amo profundamente que mis pestañas queden tan definidas y extra largas y la uso hasta para ir al supermercado a comprar. Y lo mejor de todo es que es un producto natural, con un envase enorme (yo diría que tiene por lo menos 1/3 de producto más que otras máscaras) y encima mucho más económico que otros del mercado: se consigue en Sephora por US$23. ¡Qué viva la GBOGH!

REVIEW: ¡Súper recomendable!

 

¡Compartí!

¡RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER!

Sobre Agustina Andujar Cavallo 1124 Artículos
Periodista en Miami, Estados Unidos. Editora en Historias de Moda. Ex PRONTO.com.ar y Moda Pronto. Colaboré para Perfil y Saber Vivir. Youtuber de Make up, Skincare, Moda y Viajes. Community Manager. Instagram, Facebook y Twitter: @agusandujar