REVIEW: Probamos cinco concealers y esto es lo que pasó

Incorporamos los correctores de Rimmel, Sephora, Revlon, Artez Westerley y Nars a nuestra rutina de maquillaje y esto es lo que nos pareció.

Por: Agustina Andújar y Bárbara Groba

Una parte vital a la hora del maquillaje es la aplicación de concealer o corrector. Este producto nos ayuda a igualar el tono del contorno de ojos, granitos, manchas o marcas de la piel (además de definir zonas como el arco de cupido, los pómulos o las cejas) para dejar un ‘lienzo’ perfecto en el cual poder crear nuestro maquillaje ideal.

Encontrar el concealer justo para cada uno no es fácil. Hay muchas ofertas en el mercado pero no todas son de calidad o no ofrecen una variedad interesante de colores que nos permita encontrar el exacto para el tono de nuestra piel. Por eso, hoy quisimos traerles ejemplos de productos que hemos probado, para que conozcan nuestra experiencia y lo tengan en cuenta a la hora de salir en la búsqueda de uno.

HIDE THE BLEMISH CONCEALER, de Rimmel:

Rimmel es una de las marcas populares más queridas y tiene su por qué. Es que sus productos, además de tener un buen precio, son de gran calidad. El concealer “Hide the blemish” es ideal para todo tipo de pieles, especialmente -y como su nombre lo indica- para aquella con ‘defectos’ como granitos o manchas.

Viene en cinco tonalidades (ivory, soft honey, golden beige, sand y neutral beige) y está hecho de una textura cremosa en barra que lo vuelve de fácil aplicación. Cuesta entre US$ 5 y US$ 6 aproximadamente según el país y no es difícil de conseguir ya que se convirtió en un corrector clásico de la marca que perdura con el paso de los años.

Siempre tuve tendencia a tener ojeras muy oscuras y profundas y eso hace que luzca súper cansada. Por mi tipo de piel mixta, este corrector de ojeras me resultó ideal porque tiene textura cremosa y absorbe rápidamente, además de que es ultra duradero. El único problema es que no es el ideal para usar en días de altas temperaturas: no porque se vaya a correr sino porque el hecho de que su textura sea cremosa hace que no se absorba bien y deje una sensación no muy cómoda” – Barbi.

BRIGHT FUTURE GEL SERUM CONCEALER, de SEPHORA Collection:

Aunque Sephora es la casa de las mejores marcas de maquillaje de lujo del mercado, ¡los productos de su colección son espectaculares! Además de labiales, bases, sombras y delineadores, Sephora tiene una línea de concealers con una gran demanda. Se trata de “Bright future gel serum concealer”, un corrector ligero que cubre imperfecciones, permite construir la cobertura deseada, y a la vez ilumina sin darle textura a la piel. Pero eso no es todo lo que hace. Con una infusión de extracto de piña (ananá) y su textura gel-serum además ultra hidrata la zona, y el aplicador permite dosificar la cantidad de producto necesario para cada aplicación, además de mantener alejados los dedos (lo que hace que el producto no se ‘oxide’ y dure mucho más).

Este producto cuesta unos US$ 14 (+ tax o impuestos), sólo se consigue en los locales o la web de Sephora y viene en ¡21 tonos!, que van desde ultra claritos hasta más oscuros, ofreciendo una gran variedad para todos los tonos de piel (Bavarian cream, meringue, fondant, butter cream, parfait, custard, pamier, sable, eclair, blondie, tatin, butterscotch, pecan pie, creme caramel, toffee, pot de creme, chocolate souffle, truffle, devil’s food y haute cocoa).

“Aunque no es el que elijo para mi día a día porque soy fiel a otro -que ya les voy a contar- ¡qué buen concealer que es! Me lo han aplicado para muchos eventos, tanto de día como de noche y en los cuales siempre hubo altas temperaturas porque vivo en Miami, y siempre se mantuvo en su lugar, sin agrietarse, sin decolorarse y, sobre todo, sin dar ni sensación grasa ni provocar incomodidad. Cuando uno lo aplica y lo esparce, directamente no se nota y ni siquiera se siente que haya producto. Es como que se mimetiza con la piel y además, la deja fresca, linda, joven. La única contra que tiene es que, si se usa todos los días, se acaba muy pronto y a la hora de buscarlo de nuevo en las tiendas, puede que no encontremos de vuelta el tono porque se venden como pan caliente” – Agus.

COLORSTAY 2-IN-1 COMPACT MAKEUP & CONCEALER, de Revlon:

Aunque la mayoría de las marcas ofrece la base separada del corrector, Revlon decidió combinar de manera profesional estos dos productos para lograr un look impecable y de larga duración, a la vez que fácil de transportar. Colorstay 2 en 1 tiene una fórmula suave, cobertura duradera a prueba de sudor y acabado semi mate. El plus de este producto, a diferencia de la mayoría de los correctores, es que incluye una esponja única para una aplicación precisa y un espejo práctico para retoques de último momento.

Este corrector/base 2 en 1 viene en once tonos (buff, cappuccino, ivory, nude, medium beige, sand beige, true beige, natural tan, warm golden y toast) y su precio ronda entre los US$7.99 y US$ 12.95 (+ impuestos).

“Esta es mi fórmula preferida para los días de calor. Como soy de transpirar y mi piel de por sí tiende a tener tonalidades rojizas, este dúo se convirtió en mi caballito de batalla. Con la base de maquillaje logro emparejar el cutis en un tono uniforme y gracias al corrector puedo disimular las ojeras. Es importante, de todos modos, reconocer que debo retocarlo después de algunas horas -generalmente medio día- debido a que si bien es duradero para el económico precio que tiene, a la mitad del día empieza a perder efecto” – Barbi.

SOFT MATTE COMPLETE CONCEALER, de NARS:

Este concealer ganó el premio Allure a lo mejor de maquillaje y hay una razón (o mejor dicho varias). Se trata de un corrector oil free (sin aceites), ultra liviano, que ofrece una cobertura completa por horas y horas, a la vez que le da un acabado divino a la piel por su textura soft matte y cubre de forma perfecta todas las imperfecciones (desde ojeras, rojeces, decoloraciones, hiper-pigmentación o granitos hasta acné) con un liviano efecto difusor que alisa la piel y la hace lucir radiante.

El “Soft Matte Complete Concealer” contiene un componente llamado “Soft-Focus Smoothing Complex”, que a su vez contiene un polvo de difusión óptimo que transforma el aspecto de la piel para difuminar imperfecciones de una forma sutil. La fórmula, además, no obstruye poros ni marca las líneas de expresión finas, no se pone feo con el paso de las horas y tiene un montón de componentes especiales para el cuidado de la piel, como péptidos que estimulan el colágeno, acido hialurónico, y un cóctail de antioxidantes como la Vitamina A, C y E que le dan una defensa diaria a la piel contra el paso del tiempo y el envejecimiento prematuro por el uso de maquillaje. ¿El plus? Viene en 16 tonos (chantilly, vanilla, crème brulee, cannelle, honey, custard, macadamia, ginger, biscuit, caramel, chestnut, amande, hazelnut, café, cacao y dark coffee).

“Desde que lo conocí, nunca más pude usar otro concealer. ¡De verdad! Voy a ser sincera: de entrada no es económico. Cuesta US$30 (+ tax) pero lo vale porque además dura muchísimo tiempo, con lo cual lo gastamos una vez y ya no más. Yo lo uso absolutamente todos los días porque no salgo de casa sin al menos un poco de corrector en las ojeras, los granitos que me puedan salir y hasta en las pecas -si me salieron muchas por el sol-, y realmente lo puedo tener sin ningún problema por meses, les diría hasta un año. Lo aplico con un pincel número 8 y lo difumino con la puntita beauty blender, y me dura TODO el día, desde la mañana hasta bien entrada la noche o incluso más. Como les dije: vale cada centavo. Además, al no ser líquido no causa problemas en los aviones, pero si ese es el tipo de concealer que nos gusta, tiene su versión líquida que cuesta también US$ 30 en envase grande y ofrece un tamaño de viaje que cuesta US$ 13 – Agus.

CORRECTOR COMPACTO, Artez Westerley

Es uno de los productos más económicos que probamos… y la verdad que el resultado no fue nada bueno. Aunque Artez Westerley es una excelente marca argentina, con gran variedad de productos hipoalergénicos y a muy buen precio, su corrector de ojeras es lo peor que nos pasó. Aunque es económico porque cuesta AR$ 232 (unos US$6 aproximadamente), es una pérdida de dinero.

“Con este producto, vamos directamente a la experiencia porque se que a muchas otras mujeres les pasó lo mismo que a mi. Conseguí este corrector cambiando puntos en las Perfumerías Pigmento, unas muy conocidas de Argentina. Pero directamente no lo pude usar. La textura es durísima al punto de que ni siquiera me lo tomaba un pincel, se mete en las arrugas haciendo que luzcan aún peor (y eso que con veintitantos años, no deberían ni marcarse) y se cuartea después de apenas minutos de aplicado (y ni qué decir cuando se lo usa con otros productos). Después de darle dos o tres oportunidades -que tuve que limpiar de mi rostro directamente por el feo resultado- literalmente lo tiré a la basura. Me puso triste porque es una marca que siempre me gustó y que doy fe que tiene muy buenos productos, pero lamentablemente este corrector no lo recomiendo para nada)” – Agus.

 

¿Probaste alguno de estos correctores? ¿Te parecieron lo mismo que a nosotras o tu experiencia fue distinta? ¡Contanos en los comentarios!

¡Compartí!

¡RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER!