Todo sea por una buena selfie

Tomarnos cientos o miles de fotos para luego quedarnos con unas dos o tres capturas es una historia repetida para los que no son fotogenicos.
Pero lo que quizá no no habíamos percatado es la cantidad de muecas ridículas que hacemos para lograr una buena selfie.
Este padre no dejo pasar la oportunidad de filmar el show de su hija en la parte de atrás del auto.
Al ritmo de “Let her go” esta chica esta casi un minuto tomándose selfies con caras ridículas.
Tanta es la insistencia de la joven que ni se da cuenta que el padre la esta filmando.
El vídeo fue viral ya que mas de 7 millones de personas se sintieron identificadas.
Todo sea por los benditos likes.

1 Trackback / Pingback

  1. Instagram vs la vida real Segunda Parte | Historias de Moda

Comments are closed.