USHUAIA: Consejos para viajar al fin del mundo

A 3100 kilómetros de Buenos Aires se encuentra la ciudad más austral del mundo. ¡Descubrí todos sus secretos!

A apenas 1000 km de la Antártida se encuentra Ushuaia, que en lengua yamaná significa “bahía al fondo” (ushu ‘al fondo’ y waia ‘bahía, caleta o puerto’). Miles de turistas la visitan en todas las estaciones del año para conocer sus glaciares, bosques, lagos, flora y fauna, como así también su historia y cultura. Te contamos todo lo que necesitás saber para disfrutar tu estadía en la ciudad más austral del mundo.

Foto: Bárbara Paula Groba

La ciudad de Ushuaia es la capital de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Es la provincia más joven de la República Argentina y la única que es insular, es decir que se trata de una isla. Es por esto que se llama Isla Grande de Tierra del Fuego, que está separada del continente por el Estrecho de Magallanes que pertenece a Chile.

Ushuaia no tiene temperaturas extremas debido a que el mar las modera, por eso es que incluso en invierno las sensaciones térmicas no son tan bajas. El clima suele ser húmedo, con escasas precipitaciones, y son típicos los vientos fuertes desde el oeste. No obstante durante todo el año la temperatura varía mucho durante el día, por lo que se dice que en un día en el territorio fueguino se pueden sentir las cuatro estaciones.

Foto: Bárbara Paula Groba

Quienes viven en la zona aconsejan vestirse a lo ‘cebolla’, es decir, en capas para poder ir sacándo y poniendo las prendas a lo largo del día ya que la calefacción en lugares cerrados suele ser muy fuerte. Un abrigo impermeable, un buzo de lana o un tejido que  sea cómodo, junto con prendas de algodón y lycra y un par de medias gruesas son los complementos infaltables para la estadía. Si se viaja en invierno, es necesario también agregar bufanda, gorro y guantes, en lo posible de lana.

Debido a la nieve y  la humedad, es necesario utilizar calzado cómodo y que no resbale (suelas de goma). Los ideales son los borcegos (que tienen el plus de cubrir los tobillos y mantener el calor del cuerpo) o zapatillas para trekking. Es importante la comodidad no sólo por si se hacen caminatas si no también porque la ciudad tiene muchas subidas y bajadas. 

En el verano los días son muy largos ya que amanece a las 4 de la mañana y oscurece alrededor de las 11 de la noche. Aunque su temperatura es fresca, resulta muy agradable ya que promedia 10°C, con máximas de 19°C. En invierno solo hay siete horas de luz diurna, las mínimas por la noche pueden llegar a descender a -10ºC y durante el día oscilan entre 0 y 3ºC. En otoño los promedios son de 6ºC y en primavera, la temperatura varía entre 2ºC y 11ºC.

Cada estación tiene sus encantos por eso es que es un destino para ir todo el año. En invierno funcionan once centros de esquí de fondo (en descenso) o alpino (en terreno llano), cerca del Glaciar Martial. También se realiza patinaje sobre hielo en lagunas naturales, paseo en trineo con perros siberianos y alaskanos, caminatas con raquetas en la nieve en Bahía Lapatia (a 6 km de la capital) y expediciones nocturnas, entre otras tantas actividades. Además en esa época se hace  el concurso de esculturas de nieve. El verano y primavera son las estaciones ideales para hacer actividades al aire libre, que incluyen la pesca y el trekking.

Entre los muchos lugares para visitar se pueden encontrar:

  • Museo Marítimo y ex Presidio: Los presos construyeron esta cárcel, que es considerada un ícono de la ciudad y símbolo de colonización de Ushuaia pues ellos fueron sus primeros habitantes colonizados. Llegó a tener 5 pabellones y 380 celdas unipersonales ysu visita es una de las imprescindibles para conocer los orígenes de esta ciudad. Aún conserva un ala en su estado original, con paredes de piedra, rejas y barandas, dándole ese aspecto oscuro y misterioso que amerita su fama.
    • La historia de Ushuaia empezó en 1869, cuando el misionero anglicano Stirling evangelizó a los nativos “yamanas”. Sin embargo la ciudad empezó a crecer cuando el presidente Julio Argentino Roca inauguró el calabozo. 
    • El “Petiso Orejudo”, el asesino serial más joven de la Argentina fue uno de los presos más famosos de la historia argentina que estuvieron allí.
    • Los detenidos con buena conducta recibían como premio la posibilidad de trabajar fuera del presidio, en los talleres, la imprenta, la carpintería y el servicio médico, como también la posibilidad de salir y trabajar con la leña en el Parque Nacional de Tierra del Fuego.
    • Las visitas al museo son diarias pero es mucho más rico el recorrido si se hace en los horarios de visitas guiadas (11.30 y 18.00 horas) para poder conocer más sobre la historia de este lugar tan emblemático para la región. Para los que no son impresionables, es imperdible la visita teatralizada, que solo es apta para mayores de 16 años los días lunes, miércoles y viernes a partir de las 20:15, con cupo limitado.
    • La entrada, que es válida para todos los museos por 2 días seguidos con el sello de Mesa de Entrada y el Nº de documento, sólo se paga en efectivo. Cuesta AR$ 400 para los adultos), AR$ 300 para los estudiantes, y hay una promo especial para los grupos familiares (AR$ 900 dos adultos y dos menores de 17 años inclusive). Los menores de 12 entran gratis (siempre acompañados de un adulto) y los residentes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) tienen promociones especiales. También hay promos especiales para docentes y jubilados argentinos con acreditación (AR$ 250).
Foto: Bárbara Paula Groba
  • Estancia Harberton:
    Para aquellos interesados en la historia de esta ciudad, no se pueden perder de conocer
    la primer residencia fueguina y primer empresa productiva en el lugar que fue declarada Monumento Histórico Nacional. Harberton también tuvo el primer almacen e importaba mercaderías para todo el sur de Tierra del Fuego y para los mineros de la época.

    • La estancia mantiene su arquitectura original, de madera cubierta con chapa, jardines, muelles y terrazas de piedra. Su fundador, Thomas Bridges, era un huérfano inglés que fue adoptado por un misionero Anglicano, Despard. Aprendió el idioma Yahgán, la lengua de los canoeros Yamanas del sur de Tierra del Fuego. Fundó la Misión Anglicana en Ushuaia en 1870, residiendo allí de forma permanente con su familia y en 1884 recibió a la primera expedición argentina a Tierra del Fuego. Dos años más tarde, Bridges recibió la ciudadanía argentina y una donación de tierras del Congreso de la Nación, como reconocimiento del Presidente Roca por su trabajo con los nativos y náufragos en la región del Cabo de Hornos.
    • Actualmente la estancia pertenece a los nietos de Will y Lucas, hijos de Thomas Bridges. Su administrador, Thomas D. Goodall, es bisnieto del fundador y vive en la residencia original de 1887 con su familia.
    • Es una visita dinámica en la que no sólo se recorren las instalaciones y se pueden apreciar excepcionales vistas de la bahía, montañas e islas del sudeste del canal si no que también se hace una caminata por el parque, que es la reserva natural más antigua de Tierra del Fuego, y se ven las cinco especies de árboles nativos. Se visitan también los antiguos edificios de la estancia como el galpón de esquila, la carpintería y la casa de botes, y su jardín con terrazas. La visita finaliza en la Casa de Té Mánacatush, donde hay un diccionario yamaná y datos sobre los primeros nativos.
    • Se puede visitar del 15 de octubre al 31 de Marzo y las entradas para argentinos y extranjeros ronda en los AR$250.
  • Canal Beagle: Es un estrecho o paso marítimo entre Argentina y Chile y una de las experiencias más maravillosas para hacer en la visita a la ciudad.
    • Hay diversas opciones de contratación de la excursión del canal pero amerita contratar la más larga y reservar el día entero, que es la que llega a la Estancia Harberton en la que se aprecia el faro, se observa a los animales interactuar en su hábitat natural en la isla de pájaros, la pingüinera y la isla de lobos.

  • Parque Nacional Tierra del Fuego y El tren del fin del mundo:A sólo 12 km de Ushuaia está este parque nacional, en el que se puede apreciar la montaña, flora y fauna y restos fósiles de la costa marina.
    • Cuando uno piensa en Ushuaia imagina el paseo del tren del fin del mundo, en el que se  escucha por un audio guía (en todos los idiomas) la historia de los presos de la región que transitaron ese mismo camino. Es un paseo interesante pero es importante aclarar que no se ve más paisaje que el que se tiene placer de ver al recorrer el Parque Nacional.
  • Glaciar Martial: Para un paseo de medio día, te recomendamos ir a este glaciar, al que se puede llegar incluso en taxi por su cercanía con la ciudad, ya que su base está a sólo 7 km del centro.
    • Es una atracción ideal para ser visitada durante todo el año debido a que brinda las más magníficas vistas de la ciudad. Se puede caminar tranquilamente sin tener experiencia en montaña porque es un camino sencillo y en época invernal pueden disfrutarlo los expertos en ski alpino y snowboard.

  • Lago Escondido y Fagnano: En este recorrido al que se accede cruzando la Cordillera de los Andres, se podrá observar los valles Carbajal, Tierra Mayor y las Cotorras para llegar al Paso Garibaldi y se apreciará la majestuosidad del agua y la naturaleza en todo su esplendor.
    • Este paseo se puede realizar entre Octubre y Abril.
  • Avistaje de castores: La fauna es amplia pero una de las figuras estrella de la ciudad es el castor canadiense, una especie introducida que se ha vuelto una ‘plaga’ porque tala árboles para construir diques y esto produce inundaciones de tal calibre que los árboles se ahogan.
    • Se trata de una excursión muy agradable, que se hace en días veraniegos y que está recomendada para quienes disfruten estar en contacto con la naturaleza ya que hay que estar a la luz de la luna entre los árboles esperando el momento propicio en el que los castores se asoman (se suelen dejar ver así que no hay riesgos de que no veas ninguno).
    • Además se puede apreciar la Laguna Esmeralda y consumir distintos platos de gastronomía típica.

Ushuaia tiene variedad gourmet para todos los bolsillos. Desde probar los platos típicos como la centolla y merluza negra (muy frescos por la cercanía al puerto) y el cordero patagónico (que también es uno de los manjares de la zona) hasta platos de comida rápida. Para los amantes de lo dulce no se pierdan la oportunidad de degustar la exquisita torta galesa con un chocolate caliente (los dulces de esta ciudad son alucinantes) y para los que le gusta ir a tomar algo, pueden saborear el licor de calafate o por qué no, la gran variedad que existe de cervezas artesanales. 

Para los que quieren hacer compras, no pueden dejar de visitar el paseo de los artesanos en la Avenida 25 de Mayo, dónde se pueden conseguir productos locales de excelente calidad y a buen precio, como madera de lenga, tejidos en telar, productos con lana ovina y artesanías labradas en madera y piedra, entre diversos materiales. También artículos para decorar el hogar, y souvenires de la ciudad. El plus es que la ciudad es duty free (es decir no tienen impuestos) por lo que se pueden conseguir perfumes y artículos tecnológicos a excelente precio, entre otros productos nacionales e importados.

Si lo que buscan es un lugar único, con ese aire tradicional de montaña, no pueden dejar de visitar Ushuaia, la ciudad del fin del mundo y del comienzo de las aventuras.

¡Compartí!

¡Sumate a nuestro newsletter!

Sobre Barbara Paula Groba 1005 Artículos
Estudiante de Psicología en la UBA. Periodista egresada de TEA. Periodista Científica recibida en el Instituto Leloir. Editora de Historias de Moda y Se Dice Ciencia. EX Columnista de espectáculos en "Bondi, un viaje de vuelta" por Radio WU, redactora de Salud en Revista G y Anemix, redactora freelance en Planeta Guru, columnista de deportes en "Sin escalas", por Radio PRONTO. Twitter e Instagram: @barbigroba9