VACACIONES EN CAMPING: tips, consejos y datos útiles

Photo by Chris Holder on Unsplash
Photo by Chris Holder on Unsplash

Si querés disfrutar al cien por cien de unos días en la naturaleza, tomá nota de estos tips.

Aunque nadie puede negar lo lindo que es disfrutar de unas vacaciones sin preocupaciones en hoteles all inclusive o resorts en grandes ciudades o en paradisíacas playas, las vacaciones de camping tienen ese no se qué que las vuelven una gran opción para relajarse, desconectarse y recobrar energías.

Un camping es un espacio de terreno delimitado, acondicionado y destinado para ofrecer a las personas, mediante el pago de un precio estipulado y durante un período de tiempo, un lugar para hospedarse al aire libre, utilizando como residencia carpas, casas rodantes, caravanas u otros elementos similares de fácil transporte.

Photo by Krivec Ales from Pexels
Photo by Krivec Ales from Pexels

Hay distintos tipos de campings

  • Naturistas: Son los que tienen un menor grado de transformación de la naturaleza.
    • Organizados: cuentan con baños, tomas de luz en toda la zona, agua caliente y proveduría.
    • Agrestes: poseen baños (químicos o fitrados), agua caliente con horario, y aunque algunos no tienen luz, otros la tienen por tiempos a través de un generador.
    • Libre: cuentan con mucho espacio para hacer fuego, pero no tienen ningún servicio (luz, agua caliente, etc).
  • Tipo hotel: son urbanos o semi urbanos, parcelados o con lugares contiguos para acampar.
  • Recreativos: por lo general son municipales o de clubes, y cuentan con infraestructura recreativa.
  • Tipo albergues: son impulsados por organizaciones de scouts, guías o grandes colegios y son los elegidos para campamentos de jóvenes.
  • Complejos: cuentan con infraestructuras amplias, con servicios para rodantes, alojamientos en cabañas, bungalows, dormis y/o albergues. Pueden contar con amenities como piscina propia, actividades recreativas, turismo aventura y hasta cine, televisión y restaurante.

Particularmente yo disfruto mucho de los campings agrestes porque son los que más permiten conectarse con la naturaleza, además de contar con espacio para cada grupo sin que se esté pegado uno al otro, como sí ocurre con los tipo hotel; tampoco son tan concurridos, como los complejos. Pero, por supuesto, para disfrutarlos al cien por cien es necesario que uno mismo se lleve sus comodidades:

Photo: Buzzfeed
Photo: Buzzfeed

CARPA: Lo principal es tener una buena tienda de campaña, impermeable, con doble cierre y con mosquitero. Más vale invertir en una de calidad que sufrir las consecuencias, sobre todo en días de lluvia. ¡Se lo que les digo! En cuanto al tamaño, mi recomendación es que tengan un buen espacio: si son dos personas, opten por una de cuatro así tienen lugar para moverse, de colocar los bolsos, etc.

PISO: Aunque no lo intenté aún, muchos campistas recomiendan llevarse pisos de goma (de esos de cuadrados para niños) para crear un ambiente más cómodo y suave, y también para aislar el frío.

CAMAS: Existen muchas opciones…

  • Por un lado, se pueden usar bolsas para dormir. En el mercado hay muchas muy buenas, cómodas y calentitas. Pero si no se tiene una buena superficie, pueden provocar dolores de espalda.
  • Otra opción son los colchones inflables. Son cómodos y no ocupan espacio pero pueden ser un gran problema si se llegan a pinchar.
  • La opción que me pareció de lo más cómodo y que más disfruté fue la de llevar un colchón de verdad: existen unos que son finitos y hasta vienen con manijas para poder enrollarlos. Hacen que la experiencia de dormir al aire libre sea muchísimo más placentera.

ROPA DE CAMA: Aunque si se tienen bolsas para dormir no se necesita llevar sábanas ni frazadas, para las otras opciones sí y creo que son lo mejor, sobre todo si se acampa en zonas de montaña, donde refresca muchísimo por las noches incluso durante el verano (yo particularmente me llevé un buen cobertor ¡y me sirvió un montón!). Lo que sí es importante en todas las opciones es llevar almohadas bien cómodas.

Photo by rawpixel.com from Pexels
Photo by rawpixel.com from Pexels

COCINA: Aquí hay que hablar de varios puntos…

  • Por lo general los campings ofrecen fogones en donde se pueden hacer fogatas, parrilladas o incluso freír alimentos, pero no está de más llevar una cocina a gas, sobre todo para cocinar todos los días y si se quiere evitar el contacto con el fuego.
  • Es importantísimo llevar ollas, platos, vasos y cubiertos. Lo ideal es comprar las llamadas “marmitas”, que traen todo lo necesario y no ocupan espacio.
  • Otro elemento importante es una heladera. La mayoría opta las heladeras de plástico que se llenan con hielos y que aguantan, como mucho, un día o dos. Sin embargo, los campistas profesionales y que suelen extender sus estadías por varios días prefieren invertir en una buena heladera a gas (pero esta opción es bastante más costosa).
  • Otra cosa que sirve para la cocina y para tener encima si se sale de excursión es una navaja suiza, de esas que tienen muchos tipos de navajas y cuentan además con alicates, tijeras, sacacorcho, destapador, etc.
  • Y lo que no puede faltar a la hora de empacar, son encendedores y fósforos. ¡Sí, las dos cosas! Para que no nos quedemos sin opciones si una de ellas falla.

ALIMENTOS: Por lo general, en las zonas de acampe conseguir alimentos suele ser más costoso. Por eso, lo ideal es ir equipado con lo que se va a necesitar. Lo mejor son los elementos no perecederos, como fideos, arroz, puré instantáneo, sopas, harinas, leche en polvo o en cartón y enlatados, como salsas, ensaladas, atún, etc. Tampoco hay que olvidarse de los condimentos, principalmente sal, pimienta, azúcar y aceite. Y lo principal y más importante es el agua mineral: bidones y bidones de agua mineral.

First Aid Kit Primeros Auxilios
Photo: Pexels

PRIMEROS AUXILIOS: Como se va a estar a la intemperie, a merced de la naturaleza, siempre puede haber alguna caída o cortada y para eso es importantísimo tener un botiquín a mano. ¿Qué tiene que tener?

  • Alcohol;
  • Gasas;
  • Curitas;
  • Antisépticos;
  • Vendas;
  • Ibuprofeno;
  • Antiinflamatorio/Diclofenac;
  • Protector solar con resistencia al agua (¡importante usarlo todos los días!);
  • Medicamentos de uso regular.

ROPA: En la naturaleza, lo más importante es la comodidad así que hay que tener a mano calzas o pantalones de algodón, shorts, musculosas y remeras (térmicas en caso de acampar en invierno o zonas montañosas frías), zapatillas de trekking (con una buena base de goma), gorro, gafas de sol, abrigos cómodos como buzos de algodón o campera de pluma, varias mudas de ropa interior y calcetines, y un buen par de ojotas.

REPELENTE: Para alejar a los insectos y las garrapatas, es importantísimo llevar repelentes, ya sean comprados o caseros (uno que se puede hacer es con una parte de aceite de árbol de té y dos partes de agua en un pulverizador).

Photo by Alice Donovan Rouse on Unsplash
Photo by Alice Donovan Rouse on Unsplash

MAPAS: Por lo general, las zonas de camping no cuentan con mucha señal y cargar los mapas de Google se complica. Así que lo mejor es, o bien descargarlos previamente en el teléfono o el GPS, o llevar el clásico mapa impreso encima.

EQUIPOS: Si van a practicar algún deporte, es importante que no se olviden de nada de lo que se necesita. Generalmente los campings más cómodos (y también los más económicos) se encuentran alejados de las zonas urbanas en las que se pueden conseguir estos elementos. ¡Así que a no olvidar nada en casa!

SILLAS: Aunque algunos campings cuentan con mesas y sillas al aire libre, otros no así que más vale estar prevenidos. En las casas de camping existen opciones desplegables, que no ocupan mucho espacio y que se pueden usar en cualquier parada que hagamos.

LÁMPARAS: Como algunos campings no cuentan con luz eléctrica o no la ofrecen toda la noche, no pueden faltar las lámparas. Les recomiendo las que son recargables (que tienen enchufe de 12 volt. para el auto) y de led, que ilumina y dura mucho más.

JUEGOS: Sobre todo si se viaja con niños pequeños, lo mejor es tener actividades extra para hacer en tiempos muertos o por la noche, si es que oscurece temprano. Los juegos de mesa siempre son una gran opción.

MASCOTAS: Si se va a viajar con una mascota, es importante saber de antemano si el camping permitirá su ingreso porque no todos lo hacen. Una vez que eso quede descartado, lo más recomendable es que no ande suelta, que tenga las vacunas contra la rabia y también la pipeta antipulgas, y llevarles su comida y mucha agua.

Pero el mejor consejo que les puedo dar es que conozcan y respeten las reglas del lugar: si no se puede ir a determinadas zonas, no lo hagan; si hay medidas de precaución por la fauna salvaje, síganlas al pie de la letra; si no se puede hacer fuego, no lo hagan… cumplir con esto es lo más importante para hacer de la estadía en la naturaleza la mejor.

 

¿Hicieron camping alguna vez? ¿Qué les pareció? ¿Hay algún otro tip que agregarían a esta lista?

¡Compartí!

¡Sumate a nuestro newsletter!

Sobre Agustina Andujar Cavallo 1100 Artículos
Periodista en Miami, Estados Unidos. Editora en Historias de Moda. Cronista en Miami de PRONTO.com.ar. Redactora en Moda Pronto. Ex Radio Pronto, Radio Dime, MundoTKM, La Red, El Informante Show y Revista PRONTO. Colaboré para Perfil y Saber Vivir. Instagram, Facebook y Twitter: @agusandujar